LOADING

Follow me

Un post sobre el chico de dos carreras que limpia baños en UK para sobrevivir
1 octubre, 2013|Emprendedores

Un post sobre el chico de dos carreras que limpia baños en UK para sobrevivir

Un post sobre el chico de dos carreras que limpia baños en UK para sobrevivir

Estos últimos días se ha hecho eco la frustración de un paisano que se fue a tierras anglosajonas a buscar un mejor porvenir, huyendo de una crisis muy española que puede quitar las ganas de levantarse por las mañanas a cualquier ser humano.
Benditas las Redes Sociales, donde cualquier llamamiento o reflexión puede traspasar nuestras fronteras a la velocidad de la luz. Respondí al chico dándole ánimos y todo lo demás, pero hay ciertas cosas con las que no estoy totalmente de acuerdo. Con todo el respeto del mundo hacia Benjamín Serra, desde aquí un abrazo muy grande, quiero exponer mi punto de vista:

¿Qué hace un chico con dos carreras universitarias, con juventud, salud y en uno de los países con más facilidades para iniciar una actividad empresarial del mundo esperando a que alguien le de trabajo de lo suyo? ¿Por qué no emprende un proyecto poco a poco? ¿Por falta de dinero?Una web, un par de visitas al día y moverse un poco por el entorno puede empezar a darle unos pocos ingresos para dejar ese trabajo que no corresponde con su nivel formativo. En UK tienen una ventaja fundamental, no declarar al fisco las primeras ventas es una práctica, no solo legal allí, sino recomendable.

Sin tener en cuenta las circunstancias personales de cada uno, utilizaría este caso como un claro ejemplo de otros tantos posts que he escrito sobre la realidad de nuestro culto al funcionariado español y de la tan inculcada coletilla de “estudia para labrarte un porvenir” , que ya no tiene valor ninguno. Disponer de una formación es fundamental para tener una base de la que se nacerá fortalecida tu vida profesional, sin embargo, hoy en día las aptitudes personales como la perseverancia, la capacidad de adaptación y disponer de una mente abierta son más importantes que trozos de papel que podamos enmarcar.

También podemos utilizarlo de ejemplo de una máxima de la que cada vez estoy más convencido: Que tengas una matrícula de honor en tu carrera no te convierte en un experto de tu sector (eso se consigue tras años de duro trabajo), sino que eres un hacha en eso de estudiar. Tampoco hace que la sociedad “te deba un puesto de trabajo” por tener un título (lo he oído muchas veces de gente que lleva años sin trabajar esperando que un puesto de los gordos caiga del cielo).

Una carrera es como un carnet de conducir, irás a la autoescuela, estudiarás el librito durante semanas, harás un test tras otro, aprobarás el teórico, luego harás unas cuantas prácticas por la ciudad y una vez saques tu “título”, saldrás a la calle con tu coche y se te seguirá calando, seguramente sepas casi tan poco como antes sobre la conducción, pero la práctica y la experiencia te hará pasar de un conductor novel a un experto de la carretera, y de eso dependerá, como todo en la vida, de la práctica y de tu capacidad cognitiva que vayas mejorando.

Los que habéis salido al extranjero con las mejores expectativas del mundo, espero que no echéis la culpa de la mala fama de España para no encontrar un puesto de trabajo que se adapte a vuestra formación. No es cuestión de eso, es cuestión de que en todo el mundo, conseguir el puesto de trabajo de nuestros sueños es una cuestión de esfuerzo, perseverancia, muchos malos tragos y mucha cabeza, no un tema de títulos. Os lo de digo de ex-emigrante a emigrante.

4 comments
Share

Jorge

4 coments

  • JMPresol
    2 octubre, 2013 at 2:48 pm

    Muy precisos tus comentarios´. Yo soy de una generación, un país y una familia/sociedad (las dos últimas cosas son necesarias; no hacemos nada una sin la otra), en la que se nos enseñó la cultura del esfuerzo; encontrándonos que hemos querido dar a nuestros hijos cosas de las que hemos carecido: comodidades, facilidades, etc., y les hemos negado lo más importante: el coraje para enfrentarse a la vida (siempre hay excepciones).
    No hacemos más que reclamar derechos y nos olvidamos, por ejemplo, que el más importante de la Constitución USA no es la libertad de expresión, de movimiento, de creencia, ni siquiera el derecho a la propia integridad. El más importante es el Derecho a luchar por la propia Felicidad. Se nos ha olvidado como se lucha por eso.
    Por cierto, soy de Ciencias, pero a nosotros se nos suspendía un examen de Matemáticas por cometer dos faltas de ortografía. Nobel es, por extensión del premio, una persona o cosa experta o excepcional; un nuevo conductor es novel.
    Por favor, no tomes a mal la crítica, es que también soy de los que “sufrían dictados” distinguiendo entre “batalla naval” y “batalla nabal”. En “Rinconete y Cortadillo, de Cervantes, puedes encontrar un ejemplo de la segunda.

    • 3 octubre, 2013 at 10:55 am

      HOla. Gracias por leer mi blog. Disculpa el lapsus ortográfico, cosas de hacer las cosas corriendo :) Un abrazo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *