LOADING

Follow me

España necesita reinventarse
15 julio, 2013|Actualidad

España necesita reinventarse

España necesita reinventarse

Hoy no hablamos de la crisis de sistema ni del agotamiento de modelo económico que está vigente en todo el mundo. Sino que vamos a dejar a un lado el aspecto  macroeconómico para hablar de una de las facetas sumamente importantes en toda sociedad como es la política.

A pesar de la crispación que tenemos todos con nuestra clase dirigente, no podemos negar que un sistema moderno es imposible que sea sostenible sin un sector de la población que  dirija a las masas y tome decisiones correctas en lo aspectos sociales y económicos de un estado. Y un país nunca saldrá de un atolladero como en el que estamos sumergidos con una clase política abusiva y un pueblo que se encuentra entre el enfado y la indiferencia.

España necesita un cambio radical, necesita reinventarse. Pero atrás dejamos las revoluciones radicales de siglos pasados. Como pueblo, tenemos que responder con más sabiduría y humanidad que nuestros antepasados, para ello disponemos de herramientas democráticas que eran tan solo un sueño pocas décadas atrás y que fueron obtenidas gracias a la lucha y sufrimiento de decenas de generaciones.

Utilizar el sistema para cambiar el sistema

Tenemos un problema más allá del político, y es la idiosincrasia y educación del español medio. Somos tan sectarios que votamos por  un partido político como elegimos un equipo de fútbol. “Porque toda la vida he sido de X partido”, “porque mis padres siempre han votado a X”, etcétera. Al igual que no tenemos cultura bancaria (de ahí que las entidades han tenido vía libre) tampoco tenemos cultura política ni histórica. No aprendemos de los errores del pasado y permitimos que los dos partidos mayoritarios tengan como dirigentes a los mismos canallas que están detrás de todos los escándalos de los últimos 20 años.

El colmo de los colmos, son situaciones como las de hoy cuando, el PP se ve envuelto en una trama de corrupción, y aparezca el señor Rubalcaba dando lecciones de moralidad y buen hacer cuando ha estado al frente de las últimas dos crisis económicas y detrás de multitud de tramas de corrupción. Lo mismo para los populares, ambos partidos están plagados de cadáveres políticos, imputados, sospechosos que acallan la sangre fresca que viene detrás y que reclama su puesto.

Manifestarse está muy bien, pero de poco sirve cuando a la hora de la verdad, en las elecciones, siguen ganando los dos partidos mayoritarios. Y esto tiene una razón clara: la televisión. ¿Acaso se le da cobertura a partidos como UPyD o Ciutadans u otras alternativas? Por supuesto que no. Incluso en los debates, si os fijáis bien, nunca se habla de “un cambio radical en política”, de que algún partido nuevo pueda tomar la herencia del bipartidismo  sectario que sufrimos. Se habla de  si PSOE aprovechará las debilidades del PP o viceversa, pero se preocupan en mantener  la mente de los espectadores cerradas sobre otras alternativas.

Vivimos en un sistema pre-pactado y controlado. Tenemos libertad racionada. Herramientas como Internet, que ayudan a que las personas a que puedan equiparse con opiniones propias, a pesar de su gran expansión, sigue siendo utilizadas correctamente por una minoría culta. El resto de la plebe, se conforma en confiar lo que dice su periódico de toda la vida y utilizan las Redes lo mínimo como para ver vídeos de Shakira en Youtube y hablar con su amigo de Santander por Facebook. No se preocupan por investigar y alimentarse de opiniones y fuentes externas de información, simplemente se dejan llevar por la opinión pública, por lo que dicen en el debate de su ideología preferida (El Gato al Agua o la Cuarta Columna) o Pepe el del bar. Y así es como los de arriba tienen atolondrados a los de abajo, mientras se reparten el pastel.

En resumen, la sociedad española del siglo XXI dispone de herramientas democráticas válidas que nos permitirían cambiar nuestro destino mediante su utilización, sin sangre. Pero el pueblo llano está demasiado ocupado con nimiedades, con si Ancelotti conseguirá  la Décima o si la Hormigos va a seguir zumbándose a medio Sálvame Deluxe.

Hay esperanza, solo tenemos que conseguir, de alguna forma, que la gente joven con frescura de ideas hagan una verdadera oposición a estos canallas.

one comments
Share

Jorge

one coment

  • 18 julio, 2013 at 9:50 pm

    Estoy deacuerdo contigo en todo . Muy buen artículo. Un cordial saludo.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *