LOADING

Follow me

Delegar: otro de tus objetivos a medio plazo para tu proyecto
2 julio, 2013|Emprendedores

Delegar: otro de tus objetivos a medio plazo para tu proyecto

Delegar: otro de tus objetivos a medio plazo para tu proyecto

Todos los emprendedores ejercen, especialmente en los principios, de hombres orquesta. Tienen que ser empresario, secretario, comercial, desarrollador, administrativo, contable y lidiar con sus asuntos personales. Al principio es algo absolutamente necesario, pero si nuestro modelo de negocio va cuajando y empezamos a crecer, nos daremos cuenta que no podemos estar en todo.

Es cuando llega el momento de tomar una de las decisiones más difíciles: delegar. Es fácil apuntar a dedo quien debe desarrollarnos ciertas tareas, sin embargo, en la práctica tenemos que tener muchas cosas en cuenta.

Cuando llegue el momento de delegar, enumera la lista de tareas que desarrollas en tu actividad y plantéate:

  • ¿Qué tareas no puede hacer nadie más que yo? Ponlas en primer lugar
  • ¿Qué puede hacer mi equipo sin tener que involucrarme lo más mínimo?
  • ¿Qué puedo delegar, pero supervisar antes de que llegue al final de la cadena?

Una vez determines todo, planifícate tu horario diario, dedica un tiempo para cada tarea, otro para la supervisión, etcétera. Aunque no siempre puedas seguirlo a rajatabla, te ayudará mucho a sacar el trabajo adelante y no verte ahogado en un océano de trabajos pendientes.

Considera también, que si no puedes permitirte el pago de salarios, con todos los gastos adicionales que ello conlleva, recurras a freelancers en un inicio. El modelo de negocio Freelance es cada vez más utilizado, permite a las empresas de disponer de personal cualificado temporalmente (para proyectos o en momentos de alto volumen) sin recurrir a gastos fijos mensuales. Aunque tengas una época dorada de mucho trabajo, si no es estrictamente necesario, recurre al modelo freelance en lugar de ponerte a contratar a lo loco. Hasta que veas que dispones de unos ingresos mensuales fijos no te interesa ahogarte con gastos.
Para ver si eres capaz de contratar personal, mira tus cuentas de los últimos 12 meses y haz la media de ingresos. No es una fórmula exacta, pero te ayudará a tener una idea de hasta cuanto puedes subir tus gastos fijos mensuales. Cuando lo hagas, hazlo progresivamente.

Si ya dispones de una plantilla, es fundamental involucrar a tu gente en la empresa. Es decir, muchos empresarios caen en el error de, aún teniendo personal, delegar lo mínimo posible. Delegar no es solo marcar una pauta a un empleado para que desarrolle una tarea determinada. Para que tu equipo sea competente, debes integrarlos en el desarrollo del trabajo. Delega responsabilidades y la toma de decisiones de ciertos puntos concretos de tu cadena de producción.

Tu liberarás tiempo para ocuparte de otras cosas que solo puedes hacer tu, y tu empleado se sentirá motivado e involucrado en la empresa.

Formación, no la olvides

Otro error muy común cuando empezamos a manejar personal es darles una pobre formación de inicio. Es cierto que uno se forma mejor en la práctica, pero después de varios fracasos aprenderás que empezar con una sólida formación te ayudará tanto a ti como a tu empleado. Reducirás el plazo de tiempo para tenerlo al 100% y le ayudarás a tener claros los procedimientos y conceptos básicos de tu metodología de trabajo.

No escatimes en darle una formación completa y establecer un periodo de prueba, en el que irás transmitiéndole responsabilidades poco a poco. Cada persona es un mundo, este periodo te ayudará a conocer los fuertes de cada uno y delegar las tareas.

En Supérame hemos aprendido de la experiencia, y disponemos de guías que explican la metodología y los puntos importantes para el personal de desarrollo. Así como una guía de servicios para la parte comercial. Son muy útiles, y tu gente siempre la tendrá a mano para resolver las dudas más típicas.

Otro tip interesante, es ir creando  poco a poco, a medida que surjan situaciones concretas y problemas, un FAQ (preguntas frecuentes) al que podáis acceder todos los miembros de la empresa. Ciertas soluciones a problemas se olvidan, y así dispondréis de un repositorio con todos los problemas que se ha afrontado tu empresa en su trayectoria.

no comments
Share

Jorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *