LOADING

Follow me

¿Cómo reaccionarias si el amor de tu vida reaparece delante ti mirándote fijamente 23 años después?
30 septiembre, 2013|Vida 2.0

¿Cómo reaccionarias si el amor de tu vida reaparece delante ti mirándote fijamente 23 años después?

Las grandes vivencias son aquellos momentos en los que nuestra vida nos presenta la oportunidad de replantearnos muchas cosas. El arte nos brinda la oportunidad de hacer propias las vivencias de otras, hacerlas nuestras y mezclarlas  con nuestras propias lecciones conformando una mentalidad y filosofía de vida rica y llena de sabiduría.

El vídeo que os presento hoy es uno de estos grandes ejemplos, no soy un gran entendido del arte, pero sí lo soy de las emociones humanas.

Marina Abramovic es una artista serbia conocida por sus expresiones artísticas que explora los límites del cuerpo humano y las capacidades de la mente. Hace varias décadas, cuando vivía en Amsterdam, conoció al también artista Uwe Laysiepen (Ullay), junto con el que inició una larga relación artística y emocional llena de altibajos. Juntos desarrollaron obras como Death Self en la cual ambos unían sus labios e inspiraban el aire expedido por el otro hasta agotar el oxígeno como un símbolo de la capacidad del individuo de absorber la vida de otra persona hasta destruirla. A los 17 minutos ambos cayeron al suelo inconscientes.

Después de años de relación, decidieron dar fin  a este de la forma que mejor sabían. Ambos iniciarían una caminata en cada uno de los extremos de la Gran Muralla China encontrándose en el centro para despedirse para siempre.

Este vídeo nos traslada a la exposición de arte modernos MoMa, donde Marina Abramovic desarrollaba su obra “The Artist is Present” que consistía en la artista sentada en uno de los extremos de una mesa, donde los visitantes se sentaban frente a ella para ser observados fijamente a los ojos durante un minuto. Así estuvo durante 716 horas.

En el que se considera el momento más emocionante de su obra, Ullay hace aparición por sorpresa en el recinto. Sentándose frente a ella, 23 años después de su separación. La reacción de ambos artistas nos da una pieza de arte que remueve nuestra alma mediante el uso de un concepto tan humano y tan universalmente compartido como el amor.

No tiene desperdicio.

one comments
Share

Jorge

one coment

  • JMPresol
    2 octubre, 2013 at 3:54 pm

    Si de verdad es el amor de mi vida, volvería a inspirar su hálito hasta caer exhausto a los …. minutos.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *